Tecnicas fundamentales para tratar con el prójimo

1038

“SI QUIERES RECOGER MIEL, NO DES PUNTAPIES A LA COLMENA”

REGLA 1:
No critique, no condene ni se queje.

La crítica es inútil porque pone a la otra persona en la defensiva, y por lo común
hace que trate de justificarse. La crítica es peligrosa porque lastima el orgullo, tan precioso de la persona, hiere su sentido de la importancia y despierta su resentimiento.

Comprendamos que la persona a quien queremos corregir y censurar tratará de
justificarse probablemente, de censurarnos a su vez.

“No los censuréis; son tal como seríamos nosotros en circunstancias similares”

Conoce usted a alguien a quien desearía modificar, y regular, y mejorar? Bien!
Espléndido. Yo estoy en su favor. Pero, por qué no empezar por usted mismo?
Desde un punto de vista puramente egoísta, eso es mucho más provechoso que tratar
de mejorar a los demás. Sí, y mucho menos peligroso.

“Un gran hombre demuestra su grandeza por la forma en que
trata a los pequeños.”

En lugar de censurar a la gente, tratemos de comprenderla. Tratemos de imaginarnos
por qué hacen lo que hacen. Eso es mucho más provechoso y más interesante que la crítica; y de ello surge la simpatía, la tolerancia y la bondad. “Saberlo todo es perdonarlo todo.”

Fragmentos del famoso libro “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” de Dale Carnegie.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *