Cómo se forman las primeras creencias irracionales

1040

Tan pronto como empezamos a hablar y a entender lo que se nos dice comienzan a formarse nuestras creencias. Desde nuestra educacion en el hogar y en la escuela, se nos ha dicho constantemente qué es lo correcto y qué es lo incorrecto, qué se debe hacer y qué no se debe hacer; sin embargo un niño por lo general suele ser muy activo, y quiere descubrir cosas; no le da miedo ser él mismo, y generalmente suele hacer lo que le da la gana. Para nuestros padres o tutores nuestra hiperactividad no es cómoda, y tratarán de enseñarnos a comportarnos “como se debe”. Pero ese “como se debe” es muy subjetivo, tan subjetivo que en muchos casos se mezcla con creencias negativas y comportamientos explosivos de unos padres hartos de un niño tan desobediente. Y esque los niños en principio no nacieron para obedecer.

Con el paso del tiempo es muy normal que el niño tímido termine culpándose a si mismo por las regañinas que le caen por no hacer caso y que tome como verdad todo lo que sus padres le dicen, tanto para las cosas buenas como para las malas:

Eres un desobediente
Eres un niño malo
Los niños se callan cuando hablan los mayores
Eres un patoso
Estate quieto
No hagas eso
¿Cuantas veces tengo que decirte que no hagas eso?
Deja en paz al señor
Estate calladito
Ten cuidado al cruzar
No hables con extraños
Si no eres bueno te vendrá a buscar el hombre del saco
No
Deja eso
Eres malo
Eres tonto
Pórtate bien
Etc…

Todas estas sugestiones que el niño recibe, le ayudan a crear sus propios significados sobre la vida y las distintas situaciones en las que se encuentra, y las asociará a una emoción.

Lo normal es que cada cosa que le digan sus padres, se las crea, aunque sean falsas. Así se creará sus primeras ideas acerca de si mismo y de la sociedad.

El niño necesita de cariño y afecto de sus padres como de una droga, y esto es normal, sin embargo puede llegarle a afectar mucho que sus padres no siempre le den todo el afecto que quiere, y llegue a la conclusión de que si no les agrada, ellos no le darán ese afecto.

Es normal que un niño crea que es él quien debe complacer a sus padres para que ellos no le regañen. No solo eso sino que llegaría a la conclusion de que si no hace lo que se le dice, es un niño malo y merece ser castigado.

¡Y a los niños malos no se les quiere!

El niño terminaria concluyendo que no es lo suficientemente bueno, porque siempre le acaban regañando. Y pensaría “soy un niño malo, no consigo que mis padres me valoren totalmente”. Aquí es cuando se forma la creencia número uno de la baja autoestima.

El niño tímido se pondría la meta totalmente irreal de reprimir su naturaleza asertiva para agradar a sus padres en absolutamente todo.
Sin embargo no es posible agradar constantemente, (“hay algunos que nunca están contentos”) y probablemente los intentos del niño por ser totalmente bueno fallarán en ocasiones, con lo que el niño se culpará todabía más por no hacer “lo que debe”. Dependería totalmente de las personas para sentir que vale algo, o sentirse aprobado. El niño tímido llega a creer que son las personas que le juzgan las que deciden si soy o no un niño bueno o malo en base a mis acciones. Y como es lo único que él puede hacer, se agarrará a esa creencia como única manera de sentirse valioso: hacer felices a los demás, o por lo menos no molestarles.

¡Vivir con miedo de molestar a la gente no es vivir!

Incluso si el niño llegara a ser totalmente sumiso a las ordenes de sus padres, llegará a la guardería o al colegio y se dará cuenta de que al intentar agradar a todos, los niños mas caraduras se aprovechan de él. Entonces habría una gran confusión, y una gran frustración.

“¿Por qué me tratan mal si soy bueno?” “¿hay algo mal en mi?”




One thought on “Cómo se forman las primeras creencias irracionales

  1. Andrew

    lo que tienen que hacer es no subir el tono de voz

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *