Caer bien a todo el mundo

1005

No hay nada de malo en querer ser agradable con todo el mundo. Yo siempre sonrio y soy amigable con la gente, con algunas excepciones. Cuando uno es agradable con los demás de forma desinteresada los demás le suelen corresponder con la misma actitud.

Sin embargo si alguien trata de agradar a otros con cierto interes, tratando de sacar algo a cambio, terminará frustrado, porque los demás le corresponderán con la misma actitud.

Es típica la actitud de la gente que dice que lo da todo por sus amigos y estos no hacen nada por el; suelen ser personas con una gran necesidad afectiva, que no saben cómo conseguir amistades de verdad y tratan de hacerlo por medio de manipulaciones; pensando que para fortalecer la amistad hay que hacer cosas por esas personas. Sin embargo, lo cierto es que las amistades de verdad solo se fortalecen o se rompen por medio de la sinceridad y el respeto.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *